miércoles, 2 de enero de 2013

TAMBIÉN SE MUERE DE OLVIDO




Como se muere de amor,
también se muere de olvido,
como se muere de ausencia
o por llorar lo perdido.

Como canta la alegría,
así enmudece la pena;
es una triste canción,
que en silencio te condena.

Como nace el pensamiento,
así crece la memoria,
removiendo los recuerdos,
como el girar de una noria.

Como late el sentimiento,
así palpita el dolor,
el corazón va nublando
privándolo de color.

Como se muere de amor,
o de dolor encendido
ausencia, pena o rencor,
también se muere de olvido.

                                  


No hay comentarios:

Publicar un comentario