martes, 9 de abril de 2013

UNA ESTRELLA EN LA NOCHE


(Escuchando el Concierto de Varsovia de Richard Addinsell)





Plasmaré con letras los sonidos, disponiendo palabras que deleiten los oídos; mi único instrumento será la pluma. Con ella, describiré mis sentimientos.
Mi melodía habla de un mundo diferente. Allá lejos, dónde sólo puede llegar la imaginación.
El primer sonido que surge, es el silencio, inundando la quietud del espíritu. La paz del alma y la conciencia nítida, despliegan notas cálidas.
Poco a poco, invade el aire el suave ritmo del corazón, igual que un reloj, acompasa el tiempo.
Se levanta una suave brisa que lleva en su melodía un mensaje de esperanza. De un árbol, una hoja se desprende; en su caída la brisa la voltea a ritmo de vals. La risa de un niño, en la lejanía, acompaña a mi canción, como un coro angelical.
En el aire las gaviotas, acogen en su vuelo mi melodía y la llevan a cielos infinitos que se confunden con el mar.
En un instante la brisa se convierte en viento, el viento en vendaval y dentro de mí siento su fuerza.
El mar se enfurece, las olas rompen con fuerza en misterioso acantilado y la espuma que desprenden semeja nubes en descenso hacia la tierra.
Mi corazón se estremece y golpea al unísono de las enfurecidas olas. Los sentimientos agitan mi espíritu; mi alma, insistente, pugna por salir de mí y volar hacia la quietud.
Una inmensa tempestad hace sonar incontables truenos; el mar se encrespa enloquecido y los rayos, furiosos, atraviesan las olas.
¡Lloro y grito desesperadamente! En un deseo irrefutable, intento retener a mi alma que quiere escapar. Miro al cielo, las lágrimas nublan mis ojos y restallan mis heridas.
Poco a poco, amaina la tormenta. El vendaval vuelve a convertirse en viento, el viento en suave brisa que a su paso, besa mis mejillas y me llena de paz.
Regresa el sonido del silencio, el suave ritmo del reloj... acompasa de nuevo mi corazón.
En la lejanía vuelve a sonar la risa inocente de un niño que como calmado oleaje, inunda mi espíritu.
Las hojas de un árbol vuelven a desprenderse como lluvia verde sobre mí y una estrella en la noche ilumina esta paz.




video
Imágenes- internet
Música- R. Adinsell

No hay comentarios:

Publicar un comentario