sábado, 27 de septiembre de 2014

ETERNA PRIMAVERA

Si un soneto me toma por sorpresa
hablándome de amor, dolor o muerte; 
si mi mente tropieza con la suerte 
y acomete sin trabas esta empresa. 

Sabed que de su rima me interesa 
el ritmo y la pasión que me despierte; 
que llegue al corazón su verso fuerte 
y que el alma a su vez se sienta presa. 

Y hablando del amor, si Garcilaso 
se prestara a acabar este soneto, 
su amor declararía en el terceto. 

Mi amor pensando en ti se regenera 
sin temor al olvido o al fracaso
convertido en eterna primavera.    


No hay comentarios:

Publicar un comentario