miércoles, 24 de septiembre de 2014

LA NOCHE ME DUELE



Con siniestras sombras e insomnes fantasmas,
la noche me duele.
Atravieso espacios en un tren sin rumbo
colmado de sueños.
Buscando razones, buscando recuerdos
para subsistir.
Sobrevivo a penas, nada necesito
tan solo mi sombra,
que triste me lleva errante tras ella.

Un ramo de nieve, un ramo de lluvia,
guirnaldas de estrellas,
una luna llena y su halo fulgente,
me ofrece calmada.
Espero que caigan en una estación,
mis pálidas ansias.
¡Mi mañana es hoy, hoy! ¡Ahora, esta noche!
Sin ninguna duda.

El tren sigue errante, clavado en la noche,
hiriendo su calma,
y yo mientras tanto me dejo llevar
sangrando de lágrimas.
Con graves silencios, con tenues acentos,
la noche me duele.








No hay comentarios:

Publicar un comentario