martes, 17 de marzo de 2015

PADRE



Repasando recuerdos de mi vida
del presente al retorno del pasado,
eres el primer hombre que me ha dado
su amor y su cariño, sin medida.

El valor y una fe desconocida
que recorre un camino afortunado,
el apoyo, el empuje desbocado,
la ilusión, la esperanza compartida.

Me gusta recordar esos momentos
en que tú me transportas al pasado
y cobijarme allá en tus pensamientos.

Después de este camino recorrido
mi propósito tiene un cometido:
venerar el sendero transitado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario