martes, 16 de febrero de 2016

NO SÉ..


No sé si acompañarte
al jardín que dibujan tus palabras
o quedarme callada
aguardando la noche
en el silencio frío de mi aurora.

No sé cómo quedarme
sin tu palabra cálida y frondosa
como un bosque de cedros.
No sé cómo esperar
sin tus manos posadas en las mías.

No sé, no sé, no sé...,
no me preguntes nada todavía;
no sé si es primavera,
no sé si es noche o día,
no sé si sanarán nuestras heridas.

No sé cómo decirte
que si faltara el eco de tu risa,
moriría despacio
como las rosas mueren
en el jarrón estéril de mi alcoba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario