viernes, 8 de julio de 2016

HABLAN LAS ROSAS



Si las rosas hablaran  narrarían poemas,
contarían historias de amores y fracasos,
pintarían secretos que en sus hojas ocultan,
esparcirían palabras al romántico viento
escondido, hoy en cáncer, tras nubes de indolencia.

Si las rosas soñaran teñirían el tiempo
de múltiples aromas y colores sensuales.
Una rosa es amor, es pasión entregada,
es un regalo efímero, es distancia y olvido
distinta en cada instante, oscuridad o luz.

Si las rosas amaran todo sería cielo,
mar serena y gaviotas recorriendo la arena,
y en mí cuerpo las olas y en mis manos el agua
formarían un ramo silencioso de espuma
que fluyendo vendría a morir en mis brazos.

Una rosa es distancia, es cariño robado,
un delicado abrazo, es entrega y pasión.
Una rosa es ternura, es un rayo de sol,
esperanza, amargura, un poema sin voz
cristal roto,  belleza, espejo luminoso.

Mientras cubran sus pétalos mi mirada infinita
no verán la crueldad del momento vivido.
Con la mirada limpia, una rosa renace,
una rosa acaricia con sus pétalos rojos
un corazón nacido a la vida de nuevo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario