viernes, 24 de febrero de 2017

LEMAS

No perdono a la vida sus caprichos,
ni disculpo a la muerte sus errores.
No creo ya en el amor, los desamores
son como grises losas, como nichos.

No perdono al amor sus ilusiones,
ni sus promesas, ni su desvarío.
Mi camino es rodar como en el río
ruedan los cantos sin preocupaciones.

Que la vida sea un camino de rosas,
que la muerte no me toque de cerca,
que disfrute lo bello de las cosas,

son mis tres lemas a partir de ahora.
Disfruto ya el momento, fecha y hora
de empezar a dar giros a esta tuerca.



No hay comentarios:

Publicar un comentario