viernes, 24 de febrero de 2017

UMBRÍA SOLEDAD








Umbría soledad la que me habita
que adosada a mi va como mi sombra,
oblitera mi luz, mis penas nombra
y en voz alta enumera y cruel recita.

Mi corazón por más que ponga cuita
en su costado los cardos escombra.
La rosa de belleza el suelo alfombra
y pétalos esparce si marchita.

El alma nace libre y solitaria,
se presta, se regala, no se vende,
pero amparo y ternura siempre añora.

Es esta vida incierta y arbitraria,
saciada de traición, abrumadora,
la que mi alma cautiva no comprende.

No hay comentarios:

Publicar un comentario