viernes, 24 de febrero de 2017

RUTINA



Tus manos, tus palabras, tus promesas,
mi miedo, mis abrazos, mi certeza,
dos almas que conviven como presas,
vencidas de rutina y de pereza.

Termina nuestro amor sin darnos cuenta,
igual que un tren se aleja en la mañana,
dar vueltas al pasado es una rueca,
una jaula, sin llave, sin ventana.

Vendrán otros amantes con sus cuerpos,
tratando de sanarnos las heridas,
tendremos que aferrarnos a sus vidas

para encontrar sentido a nuestro infierno.
Irás conmigo vayas donde vayas,
mi vida ya es como un trozo de tu alma.





No hay comentarios:

Publicar un comentario